10978-propiedades-aceite-aguacate_l
Con un FPS de 15, el aceite de aguacate ofrece protección suave contra el sol gracias a sus generosas grasas mono-saturadas que, cuando son aplicadas tópicamente, forman una capa protectora sobre la piel para reducir la absorción de rayos UV.
 
Cada vez los rayos UV del sol son más potentes por eso hay que proteger bien la piel, y el aguacate es tu solución.
 
En este enlace puedes encontrar el paso a paso para hacer tu propio aguacate casero: http://comohacerpara.com/hacer-aceite-de-aguacate_10979b.html

Pasos para preparar aceite de aguacate

Corta los aguacates dividiéndolos por la mitad a lo largo, retira la semilla (el hueso) y extrae la carne, raspando suavemente el interior de la cáscara, que descartaremos en esta ocasión. A nivel más avanzado, el aceite de aguacate se extrae de la carne y también de la semilla, pero hoy aprenderemos un modo más simple de prepararlo sólo con la carne bien pelada.

Coloca los aguacates cortados en trozos en la procesadora de alimentos (o licuadora, o picadora) y haz un puré bien homogéneo, tanto como puedas. Si notas que aún hay trozos visibles, sigue pulsando.

El siguiente paso para hacer aceite de aguacate es secar el puré obtenido. Para ello, usando la espátula, esparce tanto como puedas en una bandeja para horno. Procura no dejar cúmulos, para que sea más rápido el secado (usa más bandejas si necesitas). Coloca en el horno algo caliente (aproximadamente unos 50°C o unos 120°F) para no quemarlo, con aire si tu horno tiene esa función, durante algunas horas, vigilando que se oscurezca pero que no se tueste ni dore demasiado, pues se quemaría y estropearía el aceite. Ve encendiendo y apagando el horno conforme sea necesario. Debe resultar de un color café y, al tocarlo, notaremos que los dedos se cubren de aceite.

Con esta técnica podrás hacer aceite de aguacate casero fácilmente, y provechar en todas tus rutinas de belleza y salud.